Nuestro Centro

En el Centro de Medicina Alternativa-Biológica somos conscientes del poder curativo de la naturaleza. Por ello, todos los tratamientos que usamos tienen el objetivo de canalizar ese potencial hacia nuestros pacientes. Estamos en un proceso continuo de investigador que nos permite incorporar los últimos adelantos en medicina natural integral. Integrando diferentes medios de diagnostico y tratamiento. Todo esto debido a una experiencia de mas de 40 años que nos avalan y numerosos pacientes que han recuperado su salud gracias a estos métodos.

Visite también nuestra pagina web

www.medicinaalternativaalmeria.es

lunes, 24 de septiembre de 2012

Flatulencias




Con el término meteorismo se designa la acumulación de gas en el intestino que provoca una serie de síntomas- eructos o hinchazón del abdomen- que por ser tan frecuentes son de todos conocidos.
Una pequeña parte del gas que hay en el intestino se forma a partir de la fermentación de los azúcares consumidos con la dieta y de la difusión hacia el intestino de gases de la sangre. Sin embargo, la fuente principal del gas intestinal es la gran cantidad de aire que tragamos al día, y hay aerofagia cuando esta cantidad es excesiva. Es una situación muy corriente, que se presenta cuando las degluciones son incorrectas, cuando se consumen bebidas carbónicas  cuando aumentan las degluciones por una excesiva salivación, como ocurre al masticar chicle. Hay personas que ante situaciones de tensión o ansiedad reaccionan involuntariamente deglutiendo aire en exceso. 

a) Síntomas por acumulación de gas.
El eructo puede considerarse un mecanismo de protección que permite eliminar el exceso de aire acumulado en el estómago. Si este exceso no se elimina, el estómago se distenderá, produciendo una sensación de hinchazón, de plenitud y de opresión que puede incluso llegar a dar sensación de ahogo. Estas molestias aumentan al comer, ya que la comida incrementa aún más el volumen del estómago distendido.
La flatulencia es la emisión de gases por el ano. Las flatulencias son otro mecanismo normal de protección contra la acumulación intestinal de gas, que presentan todas las personas varias veces al día. Las características, cantidad y olor de las flatulencias dependen sobre todo de la cantidad de aire deglutido, que llega al recto en tan sólo 30 minutos, de la composición de la flora bacteriana, del colon y de la dieta. Por ejemplo, es bien conocido que al cabo de un rato de comer judías se produce un evidente meteorismo con la emisión de molestas flatulencias. Esto sucede porque las judías contienen unos azúcares que el intestino humano no puede absorber y que llegan sin digerir al colon, donde la flora bacteriana colónica los fermenta produciendo gases como el hidrógeno y el dióxido de carbono, que se expulsan en forma de flatulencias.

b) Hábitos higiénico-dietéticos.
Se debe prestar atención a la masticación –que debe ser completa y lenta- y a la deglución –lenta y pausada-, evitar la costumbre de mascar chicle, chupar caramelos, tomar bebidas carbónicas o gaseosas, comer alimentos con aire (bizcochos, merengues, etc.) y el tabaco.
Evitar los carbohidratos que son absorbidos de forma incompleta como la lactosa, el sorbitol, manitol, fructosa y olisacáridos de las legumbres, es decir, reducir el consumo de conservas ,sopas de sobre,  lácteos y ciertas legumbres.   


c) Remedios naturales.  
-Carbón vegetal activo: Ha sido usado tradicionalmente para absorber sustancias nocivas incluidas en los alimentos. Tiene efectos depurativos, antiácidos y digestivos bastante potentes.  Su acción sobre los gases se debe a un doble proceso: la absorción de los propios gases, así como de las bacterias que los producen. Absorbe todo lo que no es deseable para el cuerpo: aditivos alimenticios, residuos de pesticidas, abonos químicos, bacterias tóxicas procedentes de productos de origen animal… y lo arrastra con él sin que estas sustancias sean absorbidas o pasen al torrente sanguíneo. 
Tenemos que diferenciar el carbón normal (por la quema de madera en un entorno controlado) y carbón activado. Este último es la oxidación de la cáscara de coco a altas temperaturas con vapor de agua. Con este proceso, el carbón desarrolla unos poros que son los que le confieren las propiedades absorbentes con las que se combaten los problemas digestivos.  
También podemos encontrar carbón de origen animal, pero este, a diferencia del vegetal, posee sustancias nitrogenadas que se forman por combustión de las proteínas y son un factor de riesgo en el desarrollo del cáncer. 


- Raíz de Angélica Sinensis: El fuerte y aromático sabor de la raíz de esta planta se debe a la presencia de un aceite aromático, ácido málico y otros ácidos orgánicos. Constituye un excelente remedio en casos de malas digestiones, inapetencia, irritación de la mucosa gástrica y , también, en los espasmos estomacales.  Se usa mucho en Medicina China para regular la menstruación y para problemas ginecológicos, aparte de hidratar los intestinos y favorecer el tránsito intestinal. 


  -Miso: Se obtiene de la fermentación de la soja, a veces con un cereal. La combinación de las proteínas de la soja con las proteínas de arroz o cebada, origina una mayor concentración de aminoácidos complementarios y su mejor asimilación. Ayuda a la digestión y asimilación de otros alimentos gracias a 4 agentes digestivos: enzimas naturales, lactobacilos, levaduras resistentes a la sal y a los mohos y otros microorganismos. Estos microorganismo, tras resistir largos periodos de fermentación, prosiguen su acción en los intestinos, donde desmenuzan o digieren proteínas complejas, hidratos de carbono o grasas, haciéndolas mas asimilables. Bajo en calorías y alto en vitamina B12. Alcaliniza la sangre.  Ayuda a eliminar los residuos de nicotina y polución ambiental.  Tiene una sustancia (Zybicolin), que absorbe y elimina los elementos radioactivos que invaden el cuerpo humano.


-Probióticos: Los probióticos actúan a nivel del tubo digestivo estabilizando la composición de la flora bacteriana e incrementando la resistencia del organismo frente a los patógenos, y mejorando y activando las defensas.


En casos de flatulencias prolongadas durante mucho tiempo, problemas digestivos recurrentes y mala salud intestinal en general, recomendamos la hidroterapia del colon. Esta terapia elimina con eficacia las heces estancadas acumuladas y los productos de putrefacción de las paredes del intestino. Este proceso de depuración natural permite la eliminación de aquellos síntomas relacionados directa o indirectamente con el mal funcionamiento del intestino.        
En el CENTRO DE MEDICINA ALTERNATIVA-BIOLÓGICA tratamos las flatulencias y alteraciones digestivas con técnicas naturales, técnicas de la Medicina Tradicional China y disponemos de personal cualificado que lleva a cabo la Hidroterapia del Colon en nuestras instalaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario